sábado, julio 10, 2010

El río de la memoria


Estoy dentro de ti. Corro dentro de tu sangre. Soy el río de la memoria que hace que las cosas sucedan en acontecimientos extraños, que se unan de maneras casi invisibles y permitan encadenar nuevas ideas, que los sueños se vuelvan enredaderas. Deja que surjan los recuerdos. Deseo que me mires, deseo que me sientas. Atemos los hilos que se recortan en este entramado. Haz que las cosas regresen a su lugar, al lugar primigenio en que empezaron las anunciaciones. Dime que quieres retornar a la antigua estación, a la edad primera, al hilo de la memoria. Que se anuden el pasado y los sueños de maneras casi indescifrables. Deja  que te lleve el movimiento sin fin de la vida. ¡Oh, la vida! ese acontecimiento crucial, ese ser y estar en la memoria de los otros. Soy por lo que piensas de mí. Existo en relación con tus ideas. Deja que la corriente lleve tus sueños y tus ilusiones más allá de la realidad. Dime que quieres empezar a desenmarañar el ovillo de la memoria. Dime que quieres desatar los lazos que unen las cosas, los temas, los tiempos y quieres hacer que todo salga a la luz como en aquellas épocas en que soñábamos un mundo feliz y eterno.


11 comentarios:

  1. Hola .. que importante y delicada esa descripción de la memoria...
    .. "soy por lo que piensas de Mi" testimonio concreto de la existencia...
    Hermosooooooo

    ResponderEliminar
  2. Gracias Débora
    por estar allí
    por participar
    por ayudar a destejer el hilo!!
    Te quiero mucho

    Analuna

    ResponderEliminar
  3. Ana María,
    las cosas ya están en su lugar, el sistema de cosas se ha reordenado, luego de tanta barbarie, en medio de tanta oscuridad, acaso no te das cuenta de ello, cómo entenderías un mundo sólo para el amor, sin buscar que se encuentra.

    Pero el hombre sigue buscando
    y yo me olvido de saberlo,
    porque tengo
    que sostener tiempo y tiempos
    ciclos que ya no habrán,
    entonces qué se merecen,
    no sabes que no se puede.

    El mundo puede ser feliz, pero no eterno, ni este ni ningún mundo.

    No me odies
    no tengo la culpa
    estoy contigo lo sabes,
    soledad no es bien
    ni tu sonrisa
    seguro falsa y fallida

    En paz.

    César Ignacio.

    ResponderEliminar
  4. César Ignacio
    Te propongo una tregua:
    Vamos a platicar bajo las
    ceibas añosas
    las palabras se tejen
    y por el entramado de hojas se filtra
    el sol que apenas sale en
    esta mañana llena de cantos
    y gorgeos de pájaros.
    La eternidad existe mientras dure ese rayo de sol.
    Salud,
    Penélope

    ResponderEliminar
  5. Ana María,

    jugaremos el juego
    de tus palabras
    que el futuro
    y tu afán

    No temo
    que ya triunfé
    y no puedes ver
    no lo verás
    porque no me quieres
    porque no quieres,
    por tu afán.

    No temo
    que ya triunfé
    soldado soy el General
    de qué guerras dirás...

    yo vine a morir

    desde siempre lo sé
    ¿CREES QUE TEMERÉ?

    ¿Y es para que vivan?

    ¿Para eso me querías?

    Sólo DIOS los prueba
    no olvides nunca
    que los soldados se vengan
    y vine a morir
    desde siempre lo sé

    pero
    ya triunfé

    Tu mundo no es importante
    arriba vive el bien
    y ya triunfé
    sólo que no me quieres
    por eso no ves
    ni lo verás,
    ningún futuro
    ningún pasado

    que la historia ya no será.

    Nunca olvides
    que sólo busco el amor

    César Ignacio.

    ResponderEliminar
  6. Hola, me parece un hermoso escrito. Ojalá nos podamos encontrar pronto
    Un abrazo,
    R.

    ResponderEliminar
  7. Acabo de leer, con mucha emoción, tus reflexiones El Río de la Memoria.
    Será my lindo volvernos a ver. Saludos a los tuyos y un cálido abrazo para tí

    edith

    ResponderEliminar
  8. Gracias por tú compartir, Anita, me llega, la siento,... me sumerjo en el río, me lleva en su cauce, me conduce, todo esta en mí nuevamente, el recuerdo de ese mundo...

    Mariú

    ResponderEliminar
  9. Julio 12 de 2010

    Ana María
    Que trabajo tan "Exhultante".
    Eres de una riqueza admirable,no sé si deleitarme mas con la lectura que mis ojos disfrutan al leer tu poesia o con la vivida imaginación que produces en mí, al deleitarme con tantas creatividades propuestas...
    Cordialmente
    E

    ResponderEliminar
  10. Espectacular!!!!
    No te había contestado este antes.
    No dan ganas parar de leerlo y releerlo... profundo y exquisito...

    ResponderEliminar

¡Que rico verte!
Escribe, me encanta saber qué opinas de esta página.
Penélope