miércoles, septiembre 17, 2008

Invitación a la lluvia


Lluvia cuando vuelvas
traerás toda la dulzura
del agua fresca.
Lluvia cuando vuelvas
las raíces felices te alabarán.
Lluvia cuando vuelvas
lavarás las hojas y las penas.
Lluvia cuando vuelvas
harás brotar las flores
y madurarás los frutos.


Lluvia:
te convocamos
te invitamos
te necesitamos
te imploramos
Ven a bañarnos
ven a darnos tu vida
lluvia, ven.


Envío:

Bibi, una amiga, me cuenta que está triste porque hay fumigaciones oficiales sobre las plantas de uso ilícito, pero estos líquidos caen también sobre las plantas de pancoger y la lluvia no llega pronto a lavar esos venenos.

Para conjurar toda la mala energía de esos líquidos poco convenientes sobre las plantas
necesitamos más lluvia así que te envío esta Invitación a la lluvia.


Debes hacerla en noche de luna llena, la luna llena durará hasta el sábado próximo (claro que no importan cual luna, todas son bellas y convenientes) pones una vela encendida en el patio cerca de un cuenco de cristal lleno de agua cerca de las flores y las frutas, allí en Guapi, cuando la planta de energía deje de funcionar y te vistes con telas de flores y haces una ronda con tus amigas, o con las hadas y las duendesas y también algún elemento masculino, para convocar las buenas energías y que fluya la vida. Te recomiendo que este ritual esté regado con té de coca, biche y abundantes risas. L
as risas que pueden acompañar todo el ritual.


Mira el video de la lectura en público de este poema





4 comentarios:

  1. Hola! bonita propuesta :) pero a ver cómo encuentro el té de coca por aquí, jaja. ¿Qué es el biche?

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  2. Annabel
    Te digo que biche es un licor que preparan en la costa pacífica, se prepara con la caña de azúcar que ellas mismas cultivan y lo ponen a fermentar un tiempo, es una especie de chica, muy fuerte.
    La coca se consigue de la que sembramos en nuestros patios, cinco plantitas o 3 o una como en mi caso, te acercas a la planta con respeto, agitas sus hojas y le dices ayo ayo, dame tus hojas para preparar un té y se recogen cada hoja con la mano (para un té ligero necesitas por cada taza unas cuatro hojas), la recolección se hace en horas tempranas de la mañana o en la noche. Pones a hervir agua, calculando el número de tazas, la bajas del fuego y las hojas las pones allí y las dejas durante 6 minutos, para lograr la infusión. Sirve para conversar largamente y también te ayuda si tienes dolor de estómago o me muelas.
    Este es uno de los usos ancestrales de la planta sagrada llamada coca a la que en la Sierra Nevada de Santa Marta llaman ayo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Qué interesante, Ana maría. Me gusta mucho esa actitud que cuentas de respetar la planta y pedirle permiso para usarla.
    Muchas gracias por la explicación.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. lluvia...ven ven...lindo!...e per te...

    "te amo em silencio
    e só o silencio sabe"

    baci mille.

    ResponderEliminar

¡Que rico verte!
Escribe, me encanta saber qué opinas de esta página.
Penélope