miércoles, noviembre 05, 2008

cadáveres flotantes



Nadamos hacia el vacío.
Vamos a la deriva-
Flotamos por el río.
Nuestros cadáveres perdidos.

No sabemos nada...
solo los peces nos acompañan
los gallinazos nos cobijan.

Nuestas almas
condenadas a vagar por el infinito mar.

¿Quién consolará a nuestras amantes?









2 comentarios:

  1. Y es en esta voz de horfandad y desconsuelo donde podemos reconocernos. Buen remate.

    Un abrazo...

    ResponderEliminar
  2. Imágenes de tu poema: “Nadamos hacia el vacío, cadáveres, peces y gallinazos y quién consolará a nuestras amantes”, me llegan.
    Quiero que sigas escribiendo.
    Un abrazo.
    César

    ResponderEliminar

¡Que rico verte!
Escribe, me encanta saber qué opinas de esta página.
Penélope