domingo, mayo 27, 2012

soy


1 comentario:

  1. http://rodyuricuevas.blogspot.com/2011/11/penelope-y-su-vana-espera.html

    PENÉLOPE Y SU VANA ESPERA


    Dedicado a todas esas modernas Penélope que esperan y esperan, sin
    casar ni amar jamás, a aquel amor que un buen día se fue a aventurar.


    Penélope, la fiel y bella Penélope, esperó
    y esperó vanamente, en tanto que, el astuto
    rey Odiseo, su tan esperado amor, gozaba,
    aventuraba, se divertía y reía sin parar.


    Penélope, se negó aun a disfrutar de la vida,
    pues se dedicó tan sólo a tejer y a esperar
    y a esperar a que su Odiseo resurgiera nueva vez
    de entre las siempre oscilantes espumas del mar
    y, mientras que ella tejía y esperaba y esperaba,
    no tenía un amor con quien poder disfrutar.


    Penélope, esperando fielmente a su Odiseo,
    vio los mejores años de su vida pasar,
    así como también, vio languidecer la plenitud
    de su belleza, de aquella hermosura tan sin par.


    Penélope, extravió así su lucidez espiritual
    y dejó resecar, sin obvia posibilidad de retorno,
    la sacra divinidad de su savia maternal.
    Entonces, sí que comprendió que, de ninguna
    manera, había valido la pena esperar…


    Autor: Rodolfo Cuevas©: 16/11/2011;


    todos los derechos reservados, ley 65-00

    ResponderEliminar

¡Que rico verte!
Escribe, me encanta saber qué opinas de esta página.
Penélope